martes, 15 de febrero de 2011

Carta con un destino POCO preciso

Mis cartas no son muy sutiles pero creo que esta va para quien me ha hecho llorar, reír, suspirar, odiar, amar, o simplemente admirar

Sr. Amor
Calle las ilusiones esquina  plaza del dolor,
Cerca de avenida Valentín y felicidad.
Casa Numero 14 de febrero.




Estimado amor:

Espero estés bien, a la lejana pero cercana relación que tenemos. Se que no nos hemos topado con frecuencia y que muchas veces ha sido por mi culpa. Pero también ha sido por la tuya. Eres demasiado complicado, y cada vez que te me apareces, todo empieza bien, maravilloso, sonrisas por aquí y por allá, detalles, todo es magia, todo es fantástico. Así de sencillo y complejo es, como la vida misma dirían algunos; pero luego haces que se me apriete el estomago y aguante una bocanada de lagrimas que a la larga, me provocan cólicos.
 ¿Qué quieres de mi? ¿Que me vuelve loca? Por que si es así  ¿adivina que? Ya lo estoy y sin necesidad de que estés conmigo.
Te tuve y te tengo cerca aún, tu terquedad no tiene límite, pero a pesar de que no debieses estar cerca de mí, por que una vez quise que te fueras y a escobazos en el aire te ahuyenté, y dije que no podía más; pululas en mi cabeza como abeja en una flor llena de polen. Al parecer el español no está en tus idiomas. GRACIAS A DIOS NO ME HICISTE CASO, Y AÚN SIGUES CERCA, lejos, PERO CERCA.
¿Te había dicho lo jaquecosa que es mi vida contigo a mi lado?  ¿Que me pasaba horas pensando en aquel sujeto? que no había forma de deshacerme de las mariposas que tenia en el interior cada vez que oía su voz. ¡Ni los vómitos, querido! Ni los vómitos eran capaces de sacarlas…pero ya que, ahí se quedaron y al parecer no pretenden irse.
He llegado a la conclusión de que te vengas de nosotros, a causa de tu ceguera y mal comportamiento, difamas nuestra hermosa calidad e humanos y nos vuelves vulnerables frente a algún personaje que ose hacernos un guiño, que intente entendernos, aquel que nos ve hermosos,  que en el minuto nos pareció interesante, y hasta podría decir, atractivo.
Qué tienes, o no mejor aún, ¿que tiene usted en la cabeza?  
Dicen, las malas lenguas, que aún por su culpa nadie ha muerto, pero eso no me consta. Generar tantos problemas, tanta discordia, tanto dolor en el ser que se contagia de usted, que no sea capaz de sucumbir ante tal atrocidad y quitarse la vida solo por el hecho de estar enamorado, lo dudo.
Pero sabes, siendo honesta, a pesar de tener tanto rencor hacia usted y su maquiavélico plan, con ganas de molerlo a palos si lo tuviese en frente, reconozco que no hay cosa mas maravillosa que el haberme encontrado con usted en esta parte de mi vida. Se que los errores están marcados como yagas en mis manos, como parte de las líneas de la vida, en algún sector que calculadamente encontraría un experto en quiromancia y diría “este es tu amor, esto es lo que te tocó”  Y no me arrepiento sabe, no me arrepiento de amar, de que a causa suya tenga que dolerme en muchas ocasiones, tenga que llorar en otras, tenga que decirle a “usted sabe quien” ¡hey! ¡Te amo y te necesito! De simplemente reír sola, enrojecer al punto de casi provocarme una aneurisma y de creer que me son correspondidos los sentimientos y ni siquiera creerlo, tener casi la certeza de que si lo son.

Le encomiendo, bueno en el fondo mi carta no iba a reclamos, pero ya que estamos en esto y usted pronto estará al tanto de lo que aquí dice, al menos tenga ciertos puntos aclarados con respecto a lo que pienso y siento de su ser. Le decía que le encomiendo una tarea, digamos que como un “favor”.
Por favor, tenga la bondad de decirle a esa persona quien usted hizo que una franja más apareciera en mis líneas de la vida: Que lo amo, que estoy enamorada de él por culpa suya, que usted es el responsable de todo y que perdón le pido y le pediré siempre por haberle fallado aquella vez.

Sin nada más que agregar, se despide atentamente:

Yo (: 

1 comentario:

Armienne dijo...

Parece que el encuentro te ha dejado una experiencia y eso es lo que vale.

Se ha producido un error en este gadget.