viernes, 18 de noviembre de 2011

Comparo


Te comparo conmigo, destino
Flotando entre los vacíos
Gravitando por la cabeza
De aquellos quienes no tienen cerebro

Te comparo con las noches frívolas, perennes,
Inanimadas; que se enjuta con los veranos apaciguados
De nuestros encuentros

Eres más que un remordimiento vivo en mis entrañas
De todo cuanto escarbe de entre mi cuerpo

No eres más que un pedazo del romance,
Infortunado de este mundo actual.
Eres solo parte del estereotipo
Maldito e inmortal.

Calosfríos sienten mis ganas
De escucharte entre las montañas;
Las luces de los faroles no alumbran mis recorridos
Y mi noche se hace cada vez más negra,
No hay estrellas que embellezcan el espacio.

Gritar en la punta de los edificios no me tranquiliza,
No me descansa, me agota aún más,
Y entre distancias mido mis momentos
Mis encuentros.

No soy nada, o tal vez soy un todo
Destruido y armado por piezas.

Cuanta falta hacen aquellos besos que no se alcanzan
Y que componen el cuerpo,
Que rejuvenecen el alma

Quiero olvidarme de esto,
Emblanquecer mi memoria
Perder el color de mis manos
Y ser inocua, solemne... como el agua 

viernes, 4 de noviembre de 2011

Mitad


Como puedo describirte hombre de mitades
Siendo que solo eres un pedazo
Una parte,
Un fragmento, de toda una realidad.

Como comenzar tus recuerdos,
Si eres nada más que un trozo de existencia, 
El aditamento que no se busca, que no se espera,
El condimento del alimento que a mi boca ha de llegar.

No soy un ente completo si tu fracción me falta,
No soy una humanidad entera si de mí te escapas.

Mitad, eres la mejor parte de mis incoloros días,
La terciada absoluta de esas paupérrimas lluvias
Que se mecen al son de las ventiscas;
No son más que migas
De mi insana felicidad.

No soy eterna, pero si puedo ser para ti inolvidable,
Mitad de mis amores, melodía de mis pasiones,
Besos distantes que se gritan incongruentes
Para llegar contigo, mitad.

Mitad, eres el resto que me falta
El polvo que a mis manos las enjuaga
El nido que a mis aves les falta
La alusión sonriente de aquellas imágenes
Que carcajean somnolientas.

No tienen sentido,
Prefiero los enteros
Completos, absolutos
A convertirme en un faltante,
Y ser de ti  lisa y llanamente
Una mitad 
Se ha producido un error en este gadget.