sábado, 27 de noviembre de 2010

Locura

-¿Cuanto me das? 
-¿No se? ¿Cuanto cobras? 
-30.000 
-¡Es mucho! 
-Tómalo o déjalo- 
-No lo sé -
-No me hagas perder el tiempo, puedo encontrar a algún cliente mejor- 
-Está bien- 
-¿Donde? -
-En el motel de la esquina- 
- de acuerdo, pero me tienes que llevar, no voy a ir caminando- 
-si, pero bájate un poco la falda para que parezcas decente- 
- ¡no te metas con mi ropa imbécil! -
- bueno como quieras…

Que mierda de vida es la que me toca vivir, soy un asco, pero no hay nada mejor, es así… 

-¿cuánto cobra por una habitación?- 
-¿vienes con una puta?...entonces 80.000 -
-oiga ¡¡como que puta, viejo desgraciado!!- tomé al desaliñado sujeto de la polvorienta camisa a cuadros que traía y mi mano se apuñó para caer directamente a su cara
-¡suéltame perra! ¡O no los dejo entrar!- 
-¡¡suéltalo!!- 
-está bien…pero no vuelva a llamarme así! – me sentí patética
-¿y como quieres que te llame? ¿Inocente jovencita?-soltó una carcajada que rebotó por todo el lugar-no seas ridícula- 

Los tratos son así, soy basura para cualquier hombre sano y decente; una cualquiera, pero es cierto no hay nada mejor, es así… 

-bueno ¿y ahora? 
-sácate la ropa, estúpido!- 
-está bien- se desvistió mientras yo sacaba lo poco de ropa que traía sobre mi y dejaba en una silla coja cerca de la cama.
- ¿como quiere hacerlo?- 
-como tu quieras –
-Básico, no sabes de esto ¿verdad?- 
-la verdad, tu eres la primera- 
- bueno, no es algo que quiera saber, ni mucho menos platicar. Tírate en la cama... -
-me gustaría a mi encima -
-está bien como quieras…-

Se hace rutinario, ya no sientes placer, tus músculos se adormecen, y solo ves al tipo que está sobre ti gemir y moverse. A veces se pasan de listos y te quieren besar pero corres tu cara para mirar hacia otro lado, aunque ellos quieran obligarte, aunque ellos quieran presionarte. Es cierto, es así… 

-ah…a….agh…..ah….ah… 
- deja de quejarte- 
-cállate- su mano se fustigó de manera veloz en una de mis mejillas
-oye que te pasa imbécil!- 
-¡cállate!- vuelve a golpearme, esta vez con más intensidad
-¡ah no, yo así no trabajo!- lo quito de encima y me levanto 
- ¡¡tu no te vas a ningún lado perra!!- me sostiene de las manos 
- ¡¡suéltame!!- me trato de zafar pero mi contextura delgada no es suficiente para aquellas duras manos que me mantenían en ese lugar
-¡¡no, tu no te vas!!- me tira a la cama de nuevo y con las sabanas me amarra los brazos y las piernas 
-que haces…¡¡déjame ir!!- 
- si claro... -
-voy a gritar- la amenaza no surte el efecto que esperaba así que hago efectivo mi ultimátum –AAAhhHH!!!! ¡¡¡Suéltame!!! Aaah!!Auxilio!!!!- me calla otro golpe sordo con un madero en la frente, el que me deja algo inconsciente, pero sigo tan consiente como para mirar lo que continuaba.

-ahora si, prostituta asquerosa, vas a ver…. – golpea mi vientre, y ya casi sin sensibilidad en el cuerpo por el azote que me dio en la cabeza, no siento, pero si veo… 
- me das asco- seguía. Mordió uno de mis pezones, el que arrancó de un tiró, dejando que mi sangre adornara el colchón bajo mi cuerpo
- me das nauseas- no paraba.
A esto y mucho mas te tienes que someter por ser una cualquiera, es así…. 

-no puedo dejar que te toque nadie mas, no mereces vivir cerda!!!-
Una pistola en mi sien, hizo que no viera más lo que hacia; solo escuche el clic cuando la cargo. Me hizo ver la noche, una noche sin estrellas. Ya no siento, estaba sola y tranquila, no sentía frio ni calor; era diferente…
Confusión…
 ¿Donde estoy? 
¿Que pasó?… ¿será que me he perdido?... ¿o estoy encerrada? No, no, no, ¡¡sáquenme de aquí!! ¡¡¡no me gusta la oscuridad!!! 
-¡tranquila Lorena! -
-suéltame cerdo!!- 
-¡¡tráiganme el sedante!! ¡Rápido!- 
- ¡¡¡no!!! ¡¡tú no me vas a tocar de nuevo!!-
- Hay que aislarla de nuevo. Tiene otra crisis- 
-¡¡Te odio!! Déjame ir- un golpe en la nariz  libera mi cuerpo de los brazos de mi captor 
- ¡¡Aaah Dios, mi nariz!! ¡¡¡Agárrenla y pónganle chaleco!!! 
-¡¡Lorena, tranquila somos nosotros!! ¡¡¡Reacciona!!! -
-¡¡quien rayos es Lorena, porque me llamas así!!- me volteo a mirar y
- ¡ya la tengo!- siento de nuevo unos brazos fríos que me envuelven y está vez  una tela gruesa, blanquecina con ajustes atrás, enrolla mis miembros para no dejarme con libertad a mis movimientos. 
- Ya le puse el chaleco, denle el sedante. Con esta van dos crisis durante la semana
-si, ya casi no podemos dejarla afuera, asusta a los demás pacientes-  
-será mejor no sacarla por un buen- 
-hablémoslo con el psiquiatra a ver que dice- 
-toma, aquí está la inyección- 
-asegúrate que no se lleve ningún cuchillo está vez. Recuerda que se casi se mata, no pudimos alcanzarla cuando se cortó el pezón. Fue horrible-  
-si, no te preocupes, de todas maneras me había enterado de lo que había hecho….

sábado, 20 de noviembre de 2010

Hoy

Botellas de vino
Maniquí de recuerdos rotos, vagos
Sosegada en la nostalgia de un beso apagado,
En las llamas de una pasión que se extingue con los años.

Un barril lleno de hojas secas,
Provenientes de un árbol
Extinto.

Ternuras en noche de tormenta,
Mimos de un cuento mal contado,
Versos quebrados por una cuchilla sin filo

Y una silla...
En medio de una habitación
Vacía

sábado, 13 de noviembre de 2010

Una Buena Razón

Una buena razón serían tus caras
Las que me impondrían burdas formas de observar,
Correrían tus ojos abdicando a las imágenes
Y se jubilaría tu piel, justo antes de poder tocar

Una buena razón serían tus manos,
Inconclusas, inertes y fatídicas,
Inútiles de nada, útiles de todo,
Pintadas de amarillo para hacerse visibles;
Pintadas de rojo para desaparecer.
Por si solas no existen en este mundo.

Una buena razón sería tu pelo,
Ególatra con su baile en el viento,
Gracioso y exhibicionista.
Un cabello desnudo,
La única parte honesta de ti.

Una buena razón serían tus palabras
Que se ríen jocosas de la humanidad,
Trotan sobre tu lengua,
Y caen en clavados verticales
Hacia la periferia.

Una buena razón, una y mil razones,
Una de tantas razones
Por más blandas que parezcan,
Terminan el ciclo,
Cumplen su cometido,
Vacilan entre miradas de soslayo
Sobre sus hombros.

Excusas, solo son excusas

domingo, 7 de noviembre de 2010

Fuego

Tacto fino
Tacto grueso
Delicado y galante

Húmedos de deseo
Vehementes
 Más y más

Goza el gobierno de aquel terreno
Desconocido
Futuro a conocer

Embriágate con ese vino
Con ese aroma almizcle
Que cubre aquel cuerpo
Y deléitate con sus manjares

Saborea, llena tu gusto
Sabe a rosas
Sabe a dulce
Sabe a lo que tú quieras que sepa

Llévala contigo
Que no se vaya así sin más
Amárrala a tu querer
Enciérrala en tu sudor
Agóbiala con tu deseo

No la dejes ir 
Aun no es tiempo


Que recoja su cuerpo
Que acabe como un juego
De niños
Pero adultos

Hiperventilados
Por un momento

Un jadeo placentero
Un cansancio bien logrado 
De este día
Que comenzó
Ayer

lunes, 1 de noviembre de 2010

Los Extraños

Entiéndeme de una vez...

Cuando se esclaviza aquel musculo bombeante
Y sinuoso se hace el dormir,
Volteas a tus sueños y sabes que ahí está,
Torpe e indeciso.

Cuando ruegas por su mirada
Y solamente esperas esa estúpida llegada,
Cuando la mente juega con tus sentires
Y  el subconsciente hace un complot
Con tu cuerpo.

Maquina todas tus sensaciones
Y crece como mala hierba sobre tus manos;
Te invalida, te enloquece, te tortura
Te castiga, pero nada puedes hacer contra esa locura

Sonríes y lloras a la vez,
Comes pero nada tragas, así es.
Tu estomago, sigue sintiendo revoloteos en su interno,
Y tu deseo, ya no sabes si realmente es un deseo.

/ya nada tienes claro ¿¡que sucede contigo!?/

Te obsesiona,
Te abruma, te hace alucinar
Creando fatídicos castillos que vacios esperan algún entrar.
Deseas, ruegas, imploras.
Mas aquellos oídos parecen no escuchar.

Escudriñas excusas, buscas consuelo
Te preguntas si de ti son sus sueños
E  indagas, buscando explicaciones,
Sin embargo te fatigas, sin respuesta a esas interrogaciones.


Esto es una fatídica necesidad.

Esto es…

Un idioma burdo de los extraños,
Lengua torpe de extraños,
Dialecto imbécil de extraño,
Idiolecto raro, para un te extraño.


Estos son, los extraños.
Se ha producido un error en este gadget.