martes, 28 de diciembre de 2010

Azar

Pusimos nuestros sueños en una caja
Y la sacudimos para luego sacar uno a nuestra suerte
No nos dimos cuenta que nada escogimos
Solo aceptamos nuestro azar

Pusimos nuestras esperanzas en una olla
Y las dejamos cocerse a fuego lento
Pero quedaron demasiado blandas para nuestras manos
Y se deshicieron a penas las tocamos

Nos descuidamos, nos hicimos los ciegos
Borramos de la memoria lo que era nuestra historia
Cincelamos las paredes para olvidar recuerdos
Y la rellenamos con aire, de vacio
Para solo marcar presencia

Escupimos al cielo y un rio entero cayó sobre nuestras caras
Burlamos las horas de nuestro universo y con ello perdimos nuestro tiempo
Cerramos la boca, pero aun así las moscas entraron

¿Qué quedó después de nosotros?
Más que sueños metidos en cajas a merced de nuestro azar
O esperanzas deshechas en nuestras propias manos
Por culpa tuya, por culpa mía,
Por culpa nuestra

domingo, 19 de diciembre de 2010

Mares

Las risas de aquella ribera
La que traga sonriente al sol por los atardeceres,
Me ahogan de vez en cuando,
Cuando el aire se agota de mis pulmones,
Y roza mis pesares,  mis vocales.

El mar se mete a mis oídos, así como las gaviotas
Tontas y burlescas,
Parecen saber que a esos tímpanos
Mudas no se volverán.

Y te dejo ahí, ahí hombre;
Entre las olas que golpean la arena,
Girando, jugando a enrollar al mundo.

La aspereza de esa costa no parece ablandarte,
Y continúas azotándote con el estallido cegador del agua,
Entre las conchas,
Llorando sal, llorando mar.

El ruido explosivo de aquellas olas sigue entrando
Por la ventana abierta, de par en par,
Y tú sigues esperando, estúpido,
Alguna especie de bienestar.

Teme a que ellas no se mantengan a libre pasar,
Sigue ignorando las millones de estrellas,
Las que en tu cara se osan refregar.

Teme que las manos no te las den, una vez que las requieras
Cuando del agua desees salir. Sigue...

Provocando, torturando
Sigue matando, esperando,
Sigue estrangulando,
Que ese bohemio palpitar,
Está a un paso
De fallar.

Los mares me ahogan,
Las burdas aguas me agobian,
las ventanas no me gustan abiertas, me intoxican,
Pero me intoxicas aun más tú,
Con tu distancia…

jueves, 16 de diciembre de 2010

Nunca Más

-Estas seguro de lo que sientes?-
-la verdad si-
-pero y porque la duda?
-no lo se, es la distancia, el no poder estar contigo me mata
-no entiendo-
-no hay nada que entender amor, solo que estamos lejos
-si pero porque sigues dudando de mis sentimientos?
-sabes que yo quiero lo mejor para ti, pero si encuentras a alguien mejor yo no te voy a detener
-¿de que rayos hablas?
-he sufrido tantos años, he estado tan solo amor, que aun no puedo creer que tu te fijaras en mi
-y que tiene?
-¿como que que tiene? Que no lo vez? Solo soy un idiota deprimido!
-y a mi que rayos me importa, yo te amo a ti
-siempre me he preguntado el porqué
-no te lo preguntes, acéptalo de una maldita vez!!
-sabes en el fondo se que me amas, pero mi mente dice lo contrario
-maldita tu mente, como quisiera poder entrar en ella
-pero si tu siempre estas en mi mente! Siempre pienso en ti, en la falta que me haces, en que estarás haciendo, acaso piensas tanto en mi como yo en ti
-siempre pienso en ti, sabes que es así
-no se amor, no se
-dudas! tus malditas dudas!!! Como las odio!
-pues yo soy una persona llena de dudas, sabes que nunca dejo de dudar
-entonces como estas tan seguro de que me amas??
-pues, por que es lo único en lo que estoy realmente seguro, en que te amo y que me muero si me faltas
-pero dudas de mi
-es que esa vez que hablaste de aquel chico
-Fernando?
-si, Fernando, me dejó un mal sabor en la boca
-tu crees que me gusta?
-no lo se, pero parece ser mas interesante que yo, mas guapo
-estás loco
-no lo se, tal vez
-idiota!
-si se que soy un idiota
-me da coraje
-no!!! no llores!!! por favor!!
-como quiere que no llore!!!??
-NO, yo soy el ultimo hombre que merece tus lagrimas!!
-no puedo, me agota pensar que no me crees, siento que solo pierdo mi tiempo
-no
-me siento como una estúpida
-no! No te sientas así, ¿ves? No se como me amas, solo te hago daño
-¿que clase de juego crees que estoy jugando? Me duele que dudes!!! Me duele, que poco me conoces, muy poco, casi nada!!!!
-uf amor, es que yo
-como quieres que te lo demuestre? Como rayos quieres que te lo demuestre!!!?
-lo siento
-si dudas de mi, porque sigues conmigo!!?
-porque te amo!! Y porque soy un idiota
-la verdad no se que mas quieres de mi
-solo a ti, a ti solamente
-no te entiendo, me amas pero no me crees
-aaaaahhHH!!! rayos!! Si te creo amor
-entonces??
-soy yo!!! Solo yoo!!! y mi cabeza!!! sabes, cuando estemos juntos, cuando yo vaya a la ciudad, cuando te sienta cerca mío, tus labios rozar los míos y tu pelo, Dios!!! Como lo extraño, ese olor a frutas.  Ahí en ese momento, no voy a sentirme así
-realmente lo crees?
-es que es lo que mas quiero en este momento
-estas seguro?
-nunca en mi vida he estado tan seguro, quiero casarme contigo, quiero que seas la madre de mis hijos, quiero amarte, amarte y seguirte amando!!!, no sabes cuanta falta me haces!! no sabes
-la verdad si, te hago tanta falta como tu a mi
-enserio quieres ser mi mujer?
-sabes que desde que me entregué a ti que soy tuya
-si, aquella noche y tu con ese vestido rojo
-tu me dijiste que te enloquecían los vestidos rojos
-A mi me enloqueciste tu! Tu solo tu, el vestido solo te hizo juego, pero tu, tu eras la que me dejó boquiabierto
-te amo sabes? Aunque no me creas
-no sigas con eso
-esta bien, Te amo!!!!Te amo te amo!!
-yo también te amo cariño, más de lo que esperé sentir por alguien, quiero que te cases conmigo
-Acepto amor, acepto!!!



Cuantos meses!!! Porque no me lo dijiste!!!?? Me hubiese venido a penas me lo hubieses dicho, pero preferiste esperar…un hijo!!! Dios mi hijo!!! Te odio por eso sabes, te odio por no esperarme, te odio por no avisarme, te odio por irte y que me hayas dejado solo; como siempre, y mas encima, iba a ser padre!! ¿¡¡¡Por que!!!?porque, porque. COMO MIERDA HAGO AHORA PARA VIVIR!!!!???...se fueron los dos! por lo menos me hubiese quedado uno, pero no, ambos, madre e hijo; porque me hiciste esto!!?? Porque me dejas solo!! porque no me dijiste que estabas embarazada!!! porque te tuviste que morir!! es tan cruel esto. ¡¡Complicaciones por el accidente!! eso me dijeron; tu madre me dijo que los doctores hicieron todo lo posible; pero ninguno de los dos sobrevivió y que tu pronunciaste mi nombre antes de morir
MENTIRA!!! Para que mencionar el nombre de este estúpido!!! ¿¡¡para que!!? ¿¡¡para hacerme sufrir más!!? Aquí tienes mujer, una rosa blanca, la única que vas a recibir de mi, porque no voy a volver a este cementerio nunca más. Adiós.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Por mil razones

Te amo por mil razones y excusas.
Razones son las que me sobran hoy.
Te amo por la lluvia que cae de mis manos,
O por el viento que desacomoda mis pensamientos.

Tal vez, solía amarte por el frio de las mañanas
Pero descubrí que podía evitarlo contigo a mi lado
Así que no te amo por esa razón,
Por esa, te deseo

En  momentos te amaba por mi tacto
Por la yema de mis dedos, que te dibujaban
En las sabanas de mi cama
Y estremecían parte de mis ganas inútiles de pensarte,
Pero en el silencio de nuestros finales
Te seguía amando

Soñaba, y en mis sueños te amaba
Como una loca, desesperada
Como una cursi enamorada
Como una boba que aun recuerda
Nuestro primer intento de encantarnos

Bajo mi piel, circulando por mí sangre,
Te amaba y te seguía amando,
Recorriendo mis entrañas,
Oxigenando mi alma,
Dándole vida a mi interior

Te amaba también por lo que era tu contexto
Tu verso, tú, como poema en si
Tus rimas y tu falta de ortografía
Como un niño loco que juega a Nerudiar

Te amo por razones irremediables
Las que no me dejan alternativa
Majaderas situaciones, complicadas situaciones
De las que ambos somos espectadores

La razón era muy simple,
Solo se que tengo  tus manos,
A merced de mi ansiedad
A merced de mi necesidad

Y aunque razones aun me quedan
Y amarte es mi única alternativa
Solo te digo que los amores
Son pan de esta loca, mi vida.

Que loca es esta frase,
Que vano es el clásico amor actual
Donde el mundo lo ve, donde solo lo ve
Espectador de sensaciones, de pasiones
El amor quiere dejar de ser razones,
y le muestra al mundo, jocoso
Como saberse conquistar.


Te amo. Mi mejor frase "Cliché"

martes, 7 de diciembre de 2010

Te deseé

¿Sabes lo que más odio de ti? No, no lo sabes.
Lo que mas odio de ti es ese verdoso ser que te envuelve, el que expele un hedor a cerveza podrida (nunca he sabido a que huele la cerveza en estado de descomposición y para variar  nunca he bebido cerveza, pero me imagino que eso huele horrible), esa vellosidad que te cubre mitad hacia la izquierda de tu ser.
Lo odio y no me deja hacer contigo lo que estime conveniente, lo que me revive, lo que me vuelve a la vida. No me deja hacerte mía.
En un momento te vi tan lúcida, brillante manejable dócil, con unas curvas algo anchas, pero eso no me quitaba los deseos de poseerte, eras diferenciable totalmente de tus hermanas. Eras mía
De un momento a otro, desapareciste, te fuiste y culpé al mundo por tu lejanía hacia mí, no te encontraba.
Busqué por todos lados, en cada rincón, en cada sitio de los cuales normalmente frecuentabas. No había rastro tuyo, te volviste invisible ante mis ojos, ante mis manos, ante mi insaciable sed de ti
Te amaba, te adoraba y soñaba contigo cada noche, el poder saborearte y sentir ese sabor dulce, tu piel, tu contorno….quería todo de ti.
Pero no había nada de ti.                                         

Al fin te encontré, una tarde calurosa de enero, mientras mis manos abrían camino por un pasillo y te vi, si, ahí en lo profundo de un rincón recostada, decaída, en un estado marchito
Ya no podría disfrutarte….no eras la misma de antes


Un cariño a mi manzana, que tristemente rodó por un mueble y no pude rescatarla de su terrible letargo, a la que nunca pude encontrar...

Recuerda que en algún momento si te desee probar….

domingo, 5 de diciembre de 2010

De fiesta

Me he preguntado si cada vez que vuestras familias se reúnen, hacen lo mismo que la mía; recordar antiguas anécdotas de los hijos, de los nietos, y si hay, de los bisnietos. Aquel que casi se ahoga en la piscina, el que se quebró un diente o el que se cayó de la bicicleta cuando le habían dicho que no se subiese. A veces siento que todo lo que recuerdan es solo para llenar el presente, para tapar lo malo de las cosas presentes y buscar en el pasado su refugio y recordaros que todo pasado fue y será siendo mejor. Siempre termino siendo el centro de las anécdotas, ya que era la mas inquieta de todos los nietos, la que jugaba dentro de la casa de los abuelos y quebraba el vidrio de la mesa de centro. No había maldito año en que no lo quebrase; mis padres estaban acostumbrados a comprarlo cada año nuevo, con la amenaza de que no me iban a llevar nunca más de paseo a casa de mis abuelos - como si eso a mi me importase alguna vez-  Odiaba las reuniones aquellas. Hoy solo río hipócritamente con ellos. Odiaba la ceremonia judía en que tenían que hacer el estúpido rezo antes de año nuevo,  que mi abuelo me repitiera una y otra vez que tenia que encontrar a un hombre bueno y sano (en pocas palabras un Judío) con el que me casase y respetase, y si no lo era tenia que obligarlo a ser; no tenia que ser como mi madre que no obligó a mi padre a convertirse, a hacerse la circuncisión y bautizarse (con lo cobarde que es mi padre para las inyecciones y lo quería circuncidar JA!!), que era prácticamente una vergüenza para la familia.
Nada mas me quedaba decirle que si, aunque ni a la mitad le prestaba atención, como dicen acá en mi país “e’ un viejo jodio”
Siempre, y es lo que mas detesto de esto, es que a los nietos los comparasen con alguno de los tíos u/o bisabuelos ya fallecidos:
-pero si canta igualito a mi mamá!!!
- no Sonia tu mamá no cantaba ni en la ducha, era mi papá el que estaba en una orquesta y era el vocalista no te acuerdas cuando….- 
Y aquí venia otro recuerdo, añejo, como el vino que mi tío traía con su mujer cada año el cual terminaba tomándose solo, porque según mi papá era de mala calidad y nadie quería acompañarlo.



Luego el baile, el infaltable “un año mas” canción que debía aparecer como sea en la celebración, en el que cada uno hacia un intento de baile, o por lo menos trataba de no pisarle los pies a su pareja.
Los que éramos mas jóvenes tratábamos de escondernos de ese bendito baile, pero aparecía mi padre, con su meneo de cadera que mas que bailando parecía cabaretero y era bastante vergonzoso, sacaba a bailar a mi hermana la que accedía por que normalmente nunca en un baile decía que no, excepto yo, que mas que decir no por bailar era por el tema de la canción. En resumidas cuentas, era por dignidad.



Un baile tras otro, así se pasaba, alguna pelea entre los que estaban pasados de tragos, y la típica discusión que tenían mis abuelos, mi abuela discutía por que mi abuelo llevaba demasiadas copas en el cuerpo y que no debía beber mas y mi abuelo que su mujer era demasiado exagerada. Era una pelea que hacia terminar la fiesta de un solo golpe, el que recibía mi abuela cada inicio de año. Comenzar cada año nuevo con un morado en la cara y que el espectáculo lo viesen hijos y nietos no era agradable…

Ni lo ha sido nunca…





Abuela….
El mundo da muchas vueltas, pero todo lo malo que se hizo, se paga en tierra…

jueves, 2 de diciembre de 2010

Daniela



Mi auto averiado en medio de una calle desconocida, bueno la verdad no tan desconocida, pero si muy poco recurrida por personas como yo. Una calle llena de suciedad humana y denigración. Definitivamente hoy no era mi día.Recién salido del taller y me vuelve a fallar ¡¡auto de mierda!! ¡¡Con lo caro que me salió la reparación y te quedas varado!! ¡Me hierve la maldita sangre!No me quedó más que dejarlo ahí y buscar una automotriz, algún mecánico o taller; pero a las 3 de la madrugada es algo complicado. Me detuve en un pequeño restaurante que había a unas cuadras de donde estaba mi auto. De los lugares malos, de baja categoría que había ido alguna vez en mi juventud; este excedió todo esquema y es que el hecho de entrar a el era una odisea. El hedor a nicotina, alcohol y humedad era impresionante, el polvo y los insectos parecían clientes frecuentes de aquel lugar. Aun no me cabe en la cabeza que las personas acudan a esos antros ya sea por curar el desvelo, por sentirse solos, por ahogar penas en copas sucias y compañía escandalosa;  por que a pesar de encontrarse en esas condiciones, tenía en ese momento una alta concurrencia; de mujeres, mas que de hombres.Las mujeres que se encontraban en ese momento se movían de forma muy chillona y coqueta, eran las meseras y las damas de compañía de los hombres que entraban.  ¡¡A quien engaño!! Ese lugarsucho de mala muerte era un prostíbulo! Pero no había más alternativa que entrar y preguntar ahí por algún mecánico.Me acerqué a la barra con algo de mesura, tratando de pasar desapercibido, pero a penas puse mis manos sobre aquella mesa, dos de las meseras (si a eso realmente se le puede llamar así) se acercaron. Eran por no decir menos, horrendas. Con maquillajes exagerados, gordas y de pechos muy resaltados por aquellos vestidos que mas que delinear una figura sensual, parecían embutidos; eran toscas en sus movimientos ¡eran brutas! Esa es la palabra que las define.Las miré con algo de desprecio y un poco que asco, ni siquiera disimulándolo pudiese haberlas visto de otro modo, mientras ellas reían y pasaban sus manos por mi espalda haciendo figuras. En cada manotada que me dieron, por que eran golpes en vez de suaves roces, se erizaba hasta el ultimo pelo de mi cuerpo, algo horriblemente incomodo. Me voltee y traté de poner mi mejor cara para que no se sintieran ofendidas. Nunca sabes de lo que es capaz una mujer caliente y con unos tragos en el cuerpo y esta no era la excepción. Las miré y les pregunté si conocían algún mecánico cercano y que pudiese atenderme a esas horas, ambas echaron a reír grotesca y burlonamente, haciéndome sentir peor de lo que ya me sentía, para variar.
-so’ bien agilao pa’ venir a preguntar acá-
- no cachay que lugar e este? E un puterío weon! en ve de venir a chupar y a que te hagamo cariñito, ¿veni por una cagá de mecánico? So bien amerme-
-Señoritas de verdad me urge un mecanico, les puedo pagar si me dicen donde encuentro uno-
-no si vo no teni arreglo, no digay que te dijimos losotras que si no los van a hechar cagando de aquí-
- cachaste la mesa de allá? Esa? Si! Esa mehma…ta sentá la Daniela, eh la unica que jugosea con cacharros, pero ten cuiao que la loca no cobra barato-
-¿de verdad? enserio se los agradezco-
Tuve que desde ya rembolsar de mi bolsillo 50 mil pesos por la ayuda que me habían dado ambas mujeres, y no tener idea si lo que me dijeron era verdad, pero no tenia otra alternativa. Eso me saco por ser un vago y no aprender nunca a arreglar mi propio vehiculo.Me dirigí a la mesa en donde se encontraba la supuesta Daniela; y para mi sorpresa si había una chica sentada en aquella mesa. Piernas cruzadas, un vestido no muy pronunciado color negro y en la mano izquierda un cigarrillo que de vez en cuando se acercaba a sus labios y se encendía. Era realmente una mujer hermosa, cabello negro, ojos oscuros de contextura fina y de un rostro delicado y angelical. Increíble que tal descripción de mujer se encontrase en aquél lugar.Me acerqué con cautela y cuando ya me encontraba a medio metro de aquella mesa, giró la cara y quedó mirándome por un corto periodo, el que consideré eterno. Aquellos ojos me intimidaron apenas volteó eh hizo sentirme choqueado, realmente muy choqueado, nunca una mujer me había hecho sentir tan acorralado y sin reacción. Normalmente tengo mucha personalidad con las mujeres ya que siempre me ha favorecido lo bien parecido, pero esta vez sentía que ni eso me ayudaba en ese momento.
-¿que queri?
-tu eres…ahm…Daniela?
- si y que te importa- dijo volteando la cara hacia una pequeña ventana que había en el lugar
- me dijeron que tu sabias arreglar autos, tengo uno a unas cuadras de aquí y…
- tambien te dijeron que cobro caro por arreglarlo? Si no me vai a pagar lo que pido entonces te podi dar media vuelta y partir
- dime cuanto cobras?
- 100 lucas-
- ¡¡eso es mucho!! ¿Y si solo es algún cable o algo ínfimo? ¿¡También cobras 100 mil pesos por eso!?
- si, y si no te gusta ya sabi, la puerta es ancha-
Me sentía desesperado, tanto como para ser capaz de pagarle lo que me pedía, pero para salir luego de ese lugar. No me quedó mas remedio que aceptar la suma pero pagándole la mitad por adelantado. Todo a su manera, si no, no había trato.Se levantó de la mesa, sin antes apagar el cigarrillo en el único cenicero que se encontraba en la mesa. Tomó una chaqueta que se encontraba en uno de los percheros del lugar y salió a las afueras del lugar. Apenas le seguía el paso, parecía como si supiese en donde estaba el auto; y en efecto, llegó precisamente a la calle en donde estaba.Levantó el capó y sacó de los bolsillos de la chaqueta un par de guantes. Miró y movió un sinnúmero de tuercas y cables (comprendan que no se absolutamente nada de autos, excepto conducirlos). Pidió que lo encendiera y comenzó a funcionar. Estaba en shock. Primera vez que veía a una mujer arreglando un auto, para colmo ¡que lo hiciese bien! me sentía un completo inútil al lado de ella. Bajó el capó y se sacó los guantes, me habló de que estaba suelto algo de una bujía y que tuviese cuidado que se podía caer por que no era la que le correspondía al vehiculo, era muy pequeña.
-está listo tu cacharrito, me debes la otra mitad
- si lo se, pero antes ¿puedo invitarte una copa? Digo, por agradecimiento a que lo hayas arreglado- ahí precisamente saqué mi lado conquistador, ya que realmente era muy hermosa. Ella solo quedó mirándome con una expresión de “pobre imbécil, creerá que con eso le va a salir mas barato” o al menos eso sentí. Se acercó y se paró frente a mi, pude ver por fin sus ojos. Era mentira, sus ojos nunca fueron oscuros, eran verdes y un verde realmente extraño, la que la hacia mas intrigante.
- ok, pero no en el de la esquina, vamos a mi casa-
Me quedé helado cuando pronunció esas palabras, increíble pero después de todo, mis dotes de galán aun no estaban perdidos.Subimos al auto y me dirigió hacia donde se encontraba su casa. Era una calle muy oscura, algo tétrica (esto definitivamente parecía una película de terror) y su casa la complementaba, estaba al borde del derrumbe. Uno de sus lados estaba mas hundido que el otro y los maderos que la forraban que alguna vez tuvieron un color gris claro, todos carcomidos por el tiempo y las termitas. Mas por las termitas. Nos estacionamos en el lado derecho de la casa el que daba justo con una ventana a la que la recubría un plástico, nylon para ser exactos. Salimos del auto y entramos a la casa. Por dentro no estaba del todo desastrosa; una mesa con dos sillas, un foco en el centro del techo negro de polvo, unos sillones destripados, uno de ellos con un resorte fuera, su mesita de centro con un vidrio encima, un par de cuadros en las paredes. Era imposible ver las figuras ya que estaban todos sucios; traté de limpiar uno pero solo logré ver a un hombre con una sonrisa que le cubría casi toda la cara y una escopeta en su mano.Noté, mientras curioseaba en la casa, que Daniela estaba mirándome hacia un buen rato, parada en el borde de la puerta de entrada. Me sentí muy incomodo al invadir así la privacidad de una mujer a la que recién había conocido y a la que aun le debía la mitad de su paga.  Ella por primera vez, desde que la vi en aquél restaurante,  esbozó una pequeña sonrisa, la que hizo que me tranquilizara, y verla aun mas bella. Mas de lo que ya era.Se movió lentamente del borde de la puerta y se dirigió a una de las habitaciones de la casa y volvió con dos copas y una botella de tequila. Hacia muchos años que no tomaba tequila, luego de haberme intoxicado con el a causa de una competencia, la cual gané. Estupideces que haces de joven.Puso los vasos en la mesa y los sirvió, generosamente, luego tomó una de las sillas y se sentó con el vaso en la mano llevándoselo a la boca y dando un sorbo del contenido. Yo solo me senté, le di un trago largo a la copa y me ardió hasta el espíritu. Había perdido practica con los tragos fuertes, pero evité hacer mueca alguna para que no notara lo terrible que me supo el trago.Ella solo me miraba, hasta que en un momento bebió de un sorbo el contenido de su copa y golpeó con ella la mesa. Me quedé algo aturdido y extrañado pero hice exactamente lo mismo: bebí de un sorbo el trago y golpeé la mesa. Me sentía un poco ridículo copiando las reacciones de aquella chica, era como si jugara a los espejos, o algo así. Pero lo seguía haciendo.Se levantó de la mesa y sujetó de mi mano, me abalanzó sobre ella y me besó. No se si estaba en un coma mental, pero no movía ni un músculo, no había reacción, hasta que mis manos tomaron vida por si solas y se encontraban removiendo el vestido de la chica. La ropa voló en un segundo de mi cuerpo. No se en que minuto me deshice del suéter sin que ella dejara de besarme, ya que no paraba de hacerlo. Mis pantalones cayeron cuando ella soltó el cinturón (si! Me quedaban sueltos!) y mientras una de mis manos se entretuvo con la espalda ya desnuda de Daniela, con la otra bajé completamente el vestido de ella junto a su ropa interior y de paso la mía. La senté en la mesa, eh hicimos el amor como nunca antes lo hubiese hecho ni con mi propia esposa y es que en ese minuto se me olvidó hasta que tenia dos hijos. Verla moverse, gemir en cada penetración y retorcerse ante el tacto era excitante, y hacia que fuese mas agresivo en mis movimientos. La lengua ¡bendita! Sentir sus pechos en mi boca y succionar era…¡era de Dioses!  . Esto es solo cuestión de tacto, y saber donde tocar. Tantos años prácticamente en el celibato por que a mi esposa se le pasó por la cabeza que no quería operarse y que no quería tener más hijos, por ende nada de sexo; liquida la relación de pareja y la aleja. Según yo y muchos de mis cercanos.
Seguí haciendo el amor con aquella chica que solo conocí hace un par de horas en un restaurante de mala muerte. Nos detuvimos y me llevó a su habitación y ahí continuamos con nuestra calentura (a esto imposible llamarle pasión) hasta que se hizo de madrugada.Me levanté y subí el brazo izquierdo para ver el reloj (para variar soy diestro), eran las cinco y media de la mañana. Mi ropa no se encontraba en la habitación así que tuve que moverme lentamente para no despertar a Daniela que aun seguía en la cama.Fui hasta la otra habitación, me vestí y salí de la casa, no sin antes dejarle la otra mitad de la paga por arreglar el auto encima de la mesa.Tuve que mover el auto sin encenderlo para que no despertara, por lo menos dos cuadras. Ahí lo encendí y salí de aquél lugar.
Mientras iba camino a mi casa miré en uno de los asientos, había un diario, me detuve un rato a ojearlo y vi una de las noticias. Un accidente de transito de una pareja de amantes que se volteó en la carretera, ambos muertos. Me sorprendió la noticia ya que no recordaba haberla leído, ni siquiera de haber comprado el diario. Tan concentrado estaba en mi lectura que cuando tocaron el vidrio del auto casi me muero del susto. Era ¡Daniela! Salí del auto prácticamente de un salto, me sorprendía que estuviese ahí y con el mismo vestido de anoche.
-para donde vas?
-me tengo que ir Daniela, tengo familia e hijos
Comenzó a reír en forma desenfrenada, me sentía confundido, ya no estaba entendiendo nada. Me tomó de la mano y me llevó a uno de los lados de la carretera y señaló un barranco, en el se encontraba un auto blanco destrozado, igual al mio.
-ves eso?
- si
-ahí íbamos nosotros

sábado, 27 de noviembre de 2010

Locura

-¿Cuanto me das? 
-¿No se? ¿Cuanto cobras? 
-30.000 
-¡Es mucho! 
-Tómalo o déjalo- 
-No lo sé -
-No me hagas perder el tiempo, puedo encontrar a algún cliente mejor- 
-Está bien- 
-¿Donde? -
-En el motel de la esquina- 
- de acuerdo, pero me tienes que llevar, no voy a ir caminando- 
-si, pero bájate un poco la falda para que parezcas decente- 
- ¡no te metas con mi ropa imbécil! -
- bueno como quieras…

Que mierda de vida es la que me toca vivir, soy un asco, pero no hay nada mejor, es así… 

-¿cuánto cobra por una habitación?- 
-¿vienes con una puta?...entonces 80.000 -
-oiga ¡¡como que puta, viejo desgraciado!!- tomé al desaliñado sujeto de la polvorienta camisa a cuadros que traía y mi mano se apuñó para caer directamente a su cara
-¡suéltame perra! ¡O no los dejo entrar!- 
-¡¡suéltalo!!- 
-está bien…pero no vuelva a llamarme así! – me sentí patética
-¿y como quieres que te llame? ¿Inocente jovencita?-soltó una carcajada que rebotó por todo el lugar-no seas ridícula- 

Los tratos son así, soy basura para cualquier hombre sano y decente; una cualquiera, pero es cierto no hay nada mejor, es así… 

-bueno ¿y ahora? 
-sácate la ropa, estúpido!- 
-está bien- se desvistió mientras yo sacaba lo poco de ropa que traía sobre mi y dejaba en una silla coja cerca de la cama.
- ¿como quiere hacerlo?- 
-como tu quieras –
-Básico, no sabes de esto ¿verdad?- 
-la verdad, tu eres la primera- 
- bueno, no es algo que quiera saber, ni mucho menos platicar. Tírate en la cama... -
-me gustaría a mi encima -
-está bien como quieras…-

Se hace rutinario, ya no sientes placer, tus músculos se adormecen, y solo ves al tipo que está sobre ti gemir y moverse. A veces se pasan de listos y te quieren besar pero corres tu cara para mirar hacia otro lado, aunque ellos quieran obligarte, aunque ellos quieran presionarte. Es cierto, es así… 

-ah…a….agh…..ah….ah… 
- deja de quejarte- 
-cállate- su mano se fustigó de manera veloz en una de mis mejillas
-oye que te pasa imbécil!- 
-¡cállate!- vuelve a golpearme, esta vez con más intensidad
-¡ah no, yo así no trabajo!- lo quito de encima y me levanto 
- ¡¡tu no te vas a ningún lado perra!!- me sostiene de las manos 
- ¡¡suéltame!!- me trato de zafar pero mi contextura delgada no es suficiente para aquellas duras manos que me mantenían en ese lugar
-¡¡no, tu no te vas!!- me tira a la cama de nuevo y con las sabanas me amarra los brazos y las piernas 
-que haces…¡¡déjame ir!!- 
- si claro... -
-voy a gritar- la amenaza no surte el efecto que esperaba así que hago efectivo mi ultimátum –AAAhhHH!!!! ¡¡¡Suéltame!!! Aaah!!Auxilio!!!!- me calla otro golpe sordo con un madero en la frente, el que me deja algo inconsciente, pero sigo tan consiente como para mirar lo que continuaba.

-ahora si, prostituta asquerosa, vas a ver…. – golpea mi vientre, y ya casi sin sensibilidad en el cuerpo por el azote que me dio en la cabeza, no siento, pero si veo… 
- me das asco- seguía. Mordió uno de mis pezones, el que arrancó de un tiró, dejando que mi sangre adornara el colchón bajo mi cuerpo
- me das nauseas- no paraba.
A esto y mucho mas te tienes que someter por ser una cualquiera, es así…. 

-no puedo dejar que te toque nadie mas, no mereces vivir cerda!!!-
Una pistola en mi sien, hizo que no viera más lo que hacia; solo escuche el clic cuando la cargo. Me hizo ver la noche, una noche sin estrellas. Ya no siento, estaba sola y tranquila, no sentía frio ni calor; era diferente…
Confusión…
 ¿Donde estoy? 
¿Que pasó?… ¿será que me he perdido?... ¿o estoy encerrada? No, no, no, ¡¡sáquenme de aquí!! ¡¡¡no me gusta la oscuridad!!! 
-¡tranquila Lorena! -
-suéltame cerdo!!- 
-¡¡tráiganme el sedante!! ¡Rápido!- 
- ¡¡¡no!!! ¡¡tú no me vas a tocar de nuevo!!-
- Hay que aislarla de nuevo. Tiene otra crisis- 
-¡¡Te odio!! Déjame ir- un golpe en la nariz  libera mi cuerpo de los brazos de mi captor 
- ¡¡Aaah Dios, mi nariz!! ¡¡¡Agárrenla y pónganle chaleco!!! 
-¡¡Lorena, tranquila somos nosotros!! ¡¡¡Reacciona!!! -
-¡¡quien rayos es Lorena, porque me llamas así!!- me volteo a mirar y
- ¡ya la tengo!- siento de nuevo unos brazos fríos que me envuelven y está vez  una tela gruesa, blanquecina con ajustes atrás, enrolla mis miembros para no dejarme con libertad a mis movimientos. 
- Ya le puse el chaleco, denle el sedante. Con esta van dos crisis durante la semana
-si, ya casi no podemos dejarla afuera, asusta a los demás pacientes-  
-será mejor no sacarla por un buen- 
-hablémoslo con el psiquiatra a ver que dice- 
-toma, aquí está la inyección- 
-asegúrate que no se lleve ningún cuchillo está vez. Recuerda que se casi se mata, no pudimos alcanzarla cuando se cortó el pezón. Fue horrible-  
-si, no te preocupes, de todas maneras me había enterado de lo que había hecho….
Se ha producido un error en este gadget.