miércoles, 25 de agosto de 2010

¡SALVEMOS A PUNTA DE CHOROS! NO A LA TERMOELÉCTRICA



Hace días está la noticia de la creación de una planta termoeléctrica en “PUNTA DE CHOROS”  ubicada en la cuarta región de Chile.
¿Es justo para nosotros valorar más energía por la destrucción de la naturaleza?
Siempre me he preguntado si podemos evitar el desastre ecológico, buscando otros métodos para conseguir esa preciada energía eléctrica que alimenta los miles de elementos de nuestra cotidianeidad ¡¡¡¡¡¡Y SI LA HAY GENTE!!!!! SI LA HAY…
Tener que perder, asesinar sectores de nuestro bello país, madre naturaleza de nuestra patria, por la codicia monetaria de unos pocos, eso enferma. Perdemos más de lo que ganamos, notamos, y lo sabemos, más tienen que imponernos internacionales, por medio de votaciones a que se construya esta macabra cimentación.
¿¿QUE ACASO NOSOTROS, RESIDENTES, PATRIOTAS ORIGINALES DE CHILE,  NO TENEMOS OPINIÓN, NI MUCHO MENOS VALOR A LA HORA DE APROBAR O RECHAZAR ESTA CONDENA DE POR VIDA??
Gente, nos estamos condenando a un desastre masivo, que no solo afectará a aquel hermoso lugar, y tenemos de referencia a otras ciudades de nuestro bello país. Solo observen, vean, no seamos ciegos y estúpidos.
¡¡¡ES NUESTRA TIERRA!!! Chilenos, aquellos fuera y dentro del país. Es nuestra salud, es nuestro territorio,  no vale más una televisión encendida que años de deterioro terrestre y desastre natural absoluto e irrevocable. Y no solo desastre natural SI NO QUE HACIA NUESTRO CUERPO, NUESTRA GENTE, NUESTRA SOCIEDAD.
La presencia de estas futuras termoeléctricas significa una sentencia de muerte lenta y despiadada de aquellos habitantes y de los que no habitamos ahí. No es necesario ser Médico, Químico, Biólogo ni profesional adosado en la materia para saber cuales son las consecuencias de este “PROYECTO”
Gente, si somos humanos, si somos inteligentes, si nuestras neuronas aún generan sinapsis, si nos queda algo de criterio; NO SE DEBE PERMITIR ESTA ABOMINACIÓN.
¡No es posible que nos destruyamos, no es concebible que nos matemos, que nos lapidemos entre nosotros mismos!…

Que clase de mundo es este…
¡¡¡AMO CON TODO MI CORAZÓN A MI CHILE, NO A ESA CRUSIFIXIÓN DE POR VIDA, NO A LA TERMOELÉCTRICA!!!

Temo por mi tierra, temo por aquella región de mi país, por mi gente y por ese bellísimo lugar….



¡VIVA CHILE MIERDA!




No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.