lunes, 1 de noviembre de 2010

Los Extraños

Entiéndeme de una vez...

Cuando se esclaviza aquel musculo bombeante
Y sinuoso se hace el dormir,
Volteas a tus sueños y sabes que ahí está,
Torpe e indeciso.

Cuando ruegas por su mirada
Y solamente esperas esa estúpida llegada,
Cuando la mente juega con tus sentires
Y  el subconsciente hace un complot
Con tu cuerpo.

Maquina todas tus sensaciones
Y crece como mala hierba sobre tus manos;
Te invalida, te enloquece, te tortura
Te castiga, pero nada puedes hacer contra esa locura

Sonríes y lloras a la vez,
Comes pero nada tragas, así es.
Tu estomago, sigue sintiendo revoloteos en su interno,
Y tu deseo, ya no sabes si realmente es un deseo.

/ya nada tienes claro ¿¡que sucede contigo!?/

Te obsesiona,
Te abruma, te hace alucinar
Creando fatídicos castillos que vacios esperan algún entrar.
Deseas, ruegas, imploras.
Mas aquellos oídos parecen no escuchar.

Escudriñas excusas, buscas consuelo
Te preguntas si de ti son sus sueños
E  indagas, buscando explicaciones,
Sin embargo te fatigas, sin respuesta a esas interrogaciones.


Esto es una fatídica necesidad.

Esto es…

Un idioma burdo de los extraños,
Lengua torpe de extraños,
Dialecto imbécil de extraño,
Idiolecto raro, para un te extraño.


Estos son, los extraños.

3 comentarios:

Hombre_araucaria dijo...

un escrito extraño
con actores extraños
con verso atonalmente extraño...

hace honor a su titulo.

saludos

Lisume dijo...

Esa era la idea..

;)

bechus (:

Hombre_araucaria dijo...

idea profética cumplida.

Se ha producido un error en este gadget.