domingo, 5 de diciembre de 2010

De fiesta

Me he preguntado si cada vez que vuestras familias se reúnen, hacen lo mismo que la mía; recordar antiguas anécdotas de los hijos, de los nietos, y si hay, de los bisnietos. Aquel que casi se ahoga en la piscina, el que se quebró un diente o el que se cayó de la bicicleta cuando le habían dicho que no se subiese. A veces siento que todo lo que recuerdan es solo para llenar el presente, para tapar lo malo de las cosas presentes y buscar en el pasado su refugio y recordaros que todo pasado fue y será siendo mejor. Siempre termino siendo el centro de las anécdotas, ya que era la mas inquieta de todos los nietos, la que jugaba dentro de la casa de los abuelos y quebraba el vidrio de la mesa de centro. No había maldito año en que no lo quebrase; mis padres estaban acostumbrados a comprarlo cada año nuevo, con la amenaza de que no me iban a llevar nunca más de paseo a casa de mis abuelos - como si eso a mi me importase alguna vez-  Odiaba las reuniones aquellas. Hoy solo río hipócritamente con ellos. Odiaba la ceremonia judía en que tenían que hacer el estúpido rezo antes de año nuevo,  que mi abuelo me repitiera una y otra vez que tenia que encontrar a un hombre bueno y sano (en pocas palabras un Judío) con el que me casase y respetase, y si no lo era tenia que obligarlo a ser; no tenia que ser como mi madre que no obligó a mi padre a convertirse, a hacerse la circuncisión y bautizarse (con lo cobarde que es mi padre para las inyecciones y lo quería circuncidar JA!!), que era prácticamente una vergüenza para la familia.
Nada mas me quedaba decirle que si, aunque ni a la mitad le prestaba atención, como dicen acá en mi país “e’ un viejo jodio”
Siempre, y es lo que mas detesto de esto, es que a los nietos los comparasen con alguno de los tíos u/o bisabuelos ya fallecidos:
-pero si canta igualito a mi mamá!!!
- no Sonia tu mamá no cantaba ni en la ducha, era mi papá el que estaba en una orquesta y era el vocalista no te acuerdas cuando….- 
Y aquí venia otro recuerdo, añejo, como el vino que mi tío traía con su mujer cada año el cual terminaba tomándose solo, porque según mi papá era de mala calidad y nadie quería acompañarlo.



Luego el baile, el infaltable “un año mas” canción que debía aparecer como sea en la celebración, en el que cada uno hacia un intento de baile, o por lo menos trataba de no pisarle los pies a su pareja.
Los que éramos mas jóvenes tratábamos de escondernos de ese bendito baile, pero aparecía mi padre, con su meneo de cadera que mas que bailando parecía cabaretero y era bastante vergonzoso, sacaba a bailar a mi hermana la que accedía por que normalmente nunca en un baile decía que no, excepto yo, que mas que decir no por bailar era por el tema de la canción. En resumidas cuentas, era por dignidad.



Un baile tras otro, así se pasaba, alguna pelea entre los que estaban pasados de tragos, y la típica discusión que tenían mis abuelos, mi abuela discutía por que mi abuelo llevaba demasiadas copas en el cuerpo y que no debía beber mas y mi abuelo que su mujer era demasiado exagerada. Era una pelea que hacia terminar la fiesta de un solo golpe, el que recibía mi abuela cada inicio de año. Comenzar cada año nuevo con un morado en la cara y que el espectáculo lo viesen hijos y nietos no era agradable…

Ni lo ha sido nunca…





Abuela….
El mundo da muchas vueltas, pero todo lo malo que se hizo, se paga en tierra…

5 comentarios:

Puta Armienne dijo...

Lisume.
Es cierto.
Cada familia tiene sus "cosas" a la hora de celebrar el año nuevo y, aunque a veces esas cosas nos molestaban cuando éramos niños, eran tradiciones e historias que pasaban y pasaron y ya ni recordamos.

Francisco Téllez P. dijo...

muy agradecido por tu comentario y simpatía... eres fotógrafa ¿tienes publicaciones para conocerlas? aqui todos somos aficionados si que no te preocupes jajajaja
estas en sector ciencia ¿? pero cantante pianista escritora fotógrafa, o sea haces de todo. ¿sabes soldar? jejeje, me expreso mejor con imágenes que con las letras.
un abrazo, estamos en contacto
chau

Francisco Téllez P. dijo...

wuouu!! o sea si sabes soldar con estaño, ya es mucho, al arco un paso jajaaa... hay unos que no saben pegar ni con colafria jajaajaja
¿que ciencias? si es que se puede saber.
podrías subir una galería de tus fotos "si no publicas no existe" piensalo....
que tengas un bonito dia ;)
pancho

Francisco Téllez P. dijo...

kineeeee uno me salvo de una grande,si que sigue no mas jajajjaa
en estos momentos te escribo de antofa mi ciudad.
guaaaa entonces tendremos que esperar tu galeria de fotos para contemplar y criticar jajajaja (broma),lanzate nomas.
cantas y tocas el piano ¿y para publico?

Francisco Téllez P. dijo...

con gusto te contaria, pero como que no es el medio, es algo complicado, pero te serviría de experiencia y yo saber si es real lo que me paso.... habra un metodo menos engorroso de comunicación. :/
pero retomaras eso de la musica algun dia?
el programa es eso de talentos y que ganarías?
de la novena,, tan lejos vienes a estudiar? todo un sacrificio. lamentablemente no conozco el sur llegue hasta santiago, pero algun dia espero pronto vaya de turista.

Se ha producido un error en este gadget.